In: historias
Una Historia Vacacional de Phil K.

Uno de mis recuerdos favoritos de Mazatlán es el orgullo de la gente local. Mientras exploraba los hitos culturales que bordean el Malecón, todas las personas que conocí tenían un fuerte sentido de orgullo local y estaban felices de que Mazatlán fuera su hogar. Esto incluye a todos, desde los taxistas hasta los lugareños que conoces en la calle.

La gente local ama la historia y la cultura de su ciudad y quiere compartirla con visitantes de todo el mundo. Con la cálida hospitalidad, los lugareños le recuerdan a los extranjeros todos los días que han tomado una gran decisión al visitar Mazatlán.