In: historias
 Una Historia Vacacional de Serena B.

Hay algo sin retocar en este lugar que encuentro intensamente hermoso; una especie de elegancia y romance antiguos y rústicos, que contrastan con los rincones más renovados de Mazatlán.

En cierto sentido me recuerda a Los Ángeles en su confluencia de abundante follaje y fachadas recién pintadas, mezcladas con un elemento de decadencia. Estamos a punto de subir al barco a la Isla de la Piedra, y me conmueve esta vista, una parte de la vida que no ha sido tocada por el turismo.